Columna de Opinión CEM: LIBERTAS CAPITUR

“ Libertas Capitur” … la libertad se conquista.

Tanto a nivel individual como a nivel colectivo y en casi todo orden de cosas nos movemos por metas, siendo estas importantes para alcanzar nuestros sueños y objetivos. Sin embargo, nos olvidamos que si bien es cierto la meta es importante, más lo es el trayecto, el camino que uno recorre para llegar a la meta, el día a día.

Un título, un trabajo, una ocupación, etc. Son una herramienta, incluso una llave que abre puertas permitiendo que nos desarrollemos y cumplamos nuestros sueños.
Sin embargo, creo que es necesario recordar que no somos un título o un cargo, somos mucho mas que eso … somos personas y como tales fluimos en las relaciones.

Se han preguntado por que como sociedad Estamos creando resultados colectivos que nadie quiere? … Hay dos grandes causas.

División social: Existe una desconexión entre el yo y el otro, poco entendimiento, violencia, irritabilidad y poca comprensión

División personal: Desconexión con uno mismo, brechas entre nuestras acciones y lo que realmente somos ( se traducen principalmente en agotamiento y depresión)

Si fluimos en las relaciones…. ¿ cómo relacionarnos mejor con nosotros mismos y con la sociedad para crear resultados colectivos que todos quieren?

 

Autogestión.

Generalmente cuando un proceso o situación es difícil de aceptar nos bloqueamos, nos ponemos una armadura y nos quedamos en nuestra zona de seguridad.
A lo que apunta la autogestión es salir de esa zona de seguridad trabajando aspectos como la tolerancia, la comprensión y la compasión actitudes que a largo plazo nos hacen redescubrirnos e integrarnos. (ahí la división personal se anula)

Nuevos avances en neurociencias han demostrado que racionar es un proceso emocional por lo tanto debemos aprender a acceder a la inteligencia del corazón. Un medio para ello es conectarse con la vulnerabilidad, sacarnos las armaduras y las máscaras que nos ponemos día a día para “enfrentar” a la sociedad y permanecer en nuestra zona de confort. Cuando te permites ser vulnerable estas abierto, no hay armaduras, no andas a la defensiva y por lo tanto estas mas receptivo, abierto, creativo y feliz…se diluye el ego.

Al diluirse el ego nos movemos desde un sistema EGO sistémico (Que es individualista, hedonista, competitivo y donde prima una sola verdad, que nos atasca en una lucha inútil de “nosotros contra ellos”.
A un sistema ECO sistémico que es incluyente, tolerante y compasivo en el cual cada persona es lo que es ….. una opción que fluye sin armaduras ni mascaras dentro del sistema, nutriéndose de las relaciones.
Volviendo al inicio de mis palabras quisiera hacer alusión al trayecto, al día a día y resaltar que al final del camino lo único que queda son los afectos que cultivamos y que la conquista de la Libertad comienza cuando uno logra vencerse a uno mismo.

Mathias Eggers

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblrmail